Búsqueda personalizada

.

.
solos somos amigos que ponemos nuestro corazón para ti.

Violencia familiar: Un problema social que crece cada día.


La violencia aparece hoy, a los ojos de la opinión pública, como uno de los más inquietantes productos de la sociedad en que se vive.
Centro de infinitos debates e inspiración recurrente en varias líneas de realización de los medios masivos de comunicación, la construcción social de la violencia podría en si constituir todo un programa de investigación, clarificando escenarios y vínculos que aparecen en forma permanente asociados a ella.
Violencia doméstica, maltrato infantil, mundo del crimen, violencia callejera, inseguridad, drogas, alcoholismo, prostitución constituyen algunos de los nexos temáticos predilectos de este mundo violento contemporáneo.
Por este motivo, haremos referencia a varios ejes que procuran representar las diversas relaciones sociales que estructuran el espacio social en que ambos se encuentran, desglosando su relación con la temática de la violencia.
En primer lugar, se plantea el vínculo que existe entre el problema de la pobreza y de la exclusión como dimensiones de clase - conceptos estos que deben ser repensados para cada sociedad - y la emergencia de conductas violentas.
La idea es propiciar una reflexión acerca de los tipos de violencia contra las mujeres, sus causas y las manifestaciones más comunes.
A continuación se enumeran algunas de estas formas de violencia y discriminación que se dan muy a menudo en nuestro país por parte de quien denominaremos el maltratador.
Maltratador no es un hombre violento al uso de  agresión contra aquella a la que ama (sólo como posesión) se produce con el objetivo de aleccionar.
La lesión es sólo el medio para lograrlo.
Esto explica que no lo resuelvan por una  discusión, sino  de un solo golpe, que sería suficiente dada su superioridad física, sino que acometen cortas y repetidas agresiones, como puñetazos, patadas, bocados y otras formas vejatorias.
Ante todo, el maltratador quiere definir posiciones: la mujer es la sirvienta, y él es el dominador.
Hay varias clases:
1.- violencia familiar
La violencia puede manifestarse de varias formas, acoso verbal, económico, violencia por medio de la fuerza, lo que llamamos el enemigo en casa: muchos piensan que su pareja es un objeto de su  propiedad, cuando su pareja no hace lo que ellos quieren, y  “se rebelan” o lo contradicen se sienten humillados y reaccionan con gritos, insultos o golpes.
El maltratador no toma conciencia del daño que hace, ellos buscan callarla, ridiculizarla recordándole mediante golpes quien es el que manda.
En la violencia familiar la agresión constituye un estilo de vida en la pareja, o sea los patrones de agresión siempre van a estar en el seno de la familia,
Distinguimos tres tipos de violencia dentro de la violencia familiar:
2.-Violencia física que es toda conducta dirigida a efectuar algún tipo de daño o sufrimiento físico dirigido a su pareja.
3.-Violencia sexual: toda conducta que amenace o vulnere el derecho a tener voluntariamente su sexualidad.
4.-Violencia psicológica: es la que se realiza mediante intimidación, insultos gritos, que después se toma como normal en el trato de la pareja.
5.-El hostigamiento sexual:
Comprende desde las miradas lascivas, insinuaciones, tocamientos, cierto tipo de piropos hasta amenazas directas, mediante las cuales el hostigador pretende obtener beneficios sexuales de parte de la victima amenazándola en el trabajo o en el estudio.
.6.-La prostitución:
Utilizar las mujeres como objetos sexuales para satisfacer “necesidades” de los hombres.
Esta forma de violencia contribuye, además, a que estas mujeres sean denigradas, despreciadas y señaladas como las responsables de muchos “males” de la sociedad: enfermedades, malos ejemplos, etc.
Esta problemática social debe ser abordada desde la perspectiva de los Derechos Humanos y en el marco de la Convención Interamericana de Belén Do Pará (ratificada por nuestro país) para prevenir sancionar y erradicar la “Violencia contra la Mujer” que reconoce el derecho al respeto por su vida, por su integridad física, psíquica y moral.

Por eso es necesario que existan "Campañas de comunicación y concientización" por las que generarán nuevas miradas en la actitud de la población frente al problema de la violencia intrafamiliar, abuso y maltrato, específicamente a través de la información y sensibilización, tratando de  generar conciencia y sensibilización sobre las graves consecuencias del problema.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡TÚ PUEDES!

Espero que te sea útil

Búsqueda personalizada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails